¿Cuántas jeringas de ácido hialurónico necesito para tratar los surcos nasogenianos?

¿Qué es el ácido hialurónico y cómo se utiliza en el tratamiento de los surcos nasogenianos?

El ácido hialurónico, un compuesto innato que reside de manera natural en la piel y otros tejidos del organismo, desempeña el papel de un humectante endógeno, brindando hidratación de manera intrínseca y contribuyendo a conferir plenitud y flexibilidad al cutis. Conforme avanza el tiempo, los niveles de ácido hialurónico sufren una disminución, lo cual incita la manifestación de arrugas y marcas de expresión, como por ejemplo, los surcos nasolabiales.

El ácido hialurónico empleado en procedimientos de inyecciones dérmicas corresponde a un gel sintético de naturaleza análoga al ácido hialurónico endógeno del organismo. Al aplicarlo mediante inyecciones en la epidermis, posee la capacidad de rellenar arrugas y pliegues, restituyendo el volumen que se ha desvanecido con el tiempo. Esta alternativa terapéutica ostenta gran renombre para el tratamiento de los surcos nasogenianos, también denominados pliegues marioneta o líneas nasolabiales. Estas marcas cutáneas profundas se extienden desde la región nasal hasta las comisuras labiales.

¿Cuántas jeringas de ácido hialurónico necesito para tratar los surcos nasogenianos?

Beneficios del uso de ácido hialurónico para tratar los surcos nasogenianos

– Es un procedimiento mínimamente invasivo, con poca o ninguna interrupción del día a día.

– Proporciona resultados naturales cuando se realiza correctamente.

– El efecto de relleno dura entre 6 y 12 meses en la mayoría de los pacientes.

– El tratamiento se puede personalizar en función de las necesidades y objetivos estéticos de cada paciente.

– Tiene un buen perfil de seguridad con pocos efectos secundarios.

– El procedimiento no requiere tiempo de recuperación. Los resultados son visibles de inmediato.

Cómo empezar a tratar los surcos nasogenianos con ácido hialurónico

Creación de un plan de tratamiento

Elección del tipo de relleno: Juvederm, Restylane, etc.

Existen muchas marcas de rellenos de ácido hialurónico, como Juvederm, Restylane y Belotero. El profesional elegirá el producto más adecuado en función del área a tratar y los objetivos estéticos. Algunos rellenos están diseñados específicamente para zonas delicadas como los surcos nasogenianos.

Establecimiento de expectativas realistas

Es importante tener expectativas realistas sobre los resultados. Un buen profesional explicará lo que es posible conseguir de manera realista con el relleno de ácido hialurónico. Aunque puede reducir significativamente los surcos, es poco probable que los elimine por completo.

Proceso de inyección del ácido hialurónico

Uso de aguja fina o cánula romo

El profesional limpiará la zona a tratar y aplicará un anestésico tópico o crema con lidocaína para reducir el dolor. Luego realizará las inyecciones con agujas muy finas o cánulas romas para minimizar la incomodidad.

Cantidad inicial de material de relleno

La cantidad de relleno necesaria dependerá de la profundidad de los surcos y el efecto deseado. Generalmente, el profesional comenzará con una cantidad conservadora para evitar sobre-correcciones. Más producto se puede añadir durante retoques, si fuese necesario.

¿Cuántas jeringas de ácido hialurónico se necesitan para tratar los surcos nasogenianos?

Factores que influyen en la cantidad de jeringas necesarias

Profundidad de los surcos nasogenianos

Los surcos más profundos requerirán más producto de relleno, mientras que los más superficiales necesitarán menos.

Objetivos estéticos del paciente

Si el paciente busca una corrección sutil, se requerirá menos producto. Objetivos más ambiciosos precisarán de más jeringas.

Recomendaciones del experto

El profesional evaluará el área a tratar y recomendará la cantidad adecuada en función de su experiencia. Es mejor seguir su consejo para evitar sobre-correcciones.

Ejemplos de casos: de leves a graves

  1. Surcos leves: Posiblemente requieran entre 1 y 2 jeringas de 1ml para lograr los resultados deseados.
  2. Surcos moderados: Suelen demandar aproximadamente de 2 a 3 jeringas de 1ml para obtener una mejora notoria.
  3. Surcos graves: En la sesión inicial, es probable que necesiten de 3 a 5 jeringas de 1ml para abordar de manera efectiva esta preocupación estética.

Estas son pautas generales. La cantidad exacta debe determinarse caso por caso con un experto.

Mantenimiento y seguimiento tras el tratamiento

Duración del efecto del relleno

Los resultados del tratamiento con ácido hialurónico para surcos nasogenianos suelen durar de 6 a 12 meses. Luego, el producto se absorbe gradualmente y los surcos empiezan a reaparecer.

Necesidad de retoques y frecuencia recomendada

La mayoría de pacientes necesitan retoques periódicos para mantener los resultados. Los retoques generalmente se realizan cada 6-12 meses. Es mejor reinyectar antes de que el efecto desaparezca por completo.

Cómo evitar un aspecto exagerado o artificial

Usar una cantidad adecuada de producto y enfocarse en tratar solo los surcos, no toda el área alrededor, ayuda a lograr resultados naturales. Los retoques graduales dan mejores resultados que una sola inyección agresiva.

Posibles riesgos y complicaciones

Efectos secundarios comunes tras la inyección

Los efectos secundarios más comunes son leves y temporales, como enrojecimiento, hinchazón, moretones, dolor o sensibilidad en la zona. Estos generalmente desaparecen en unos días.

Cómo manejar las complicaciones

Uso de hialuronidasa para disolver el relleno si es necesario

En casos raros de sobre-corrección o aparición de nódulos, el profesional puede inyectar hialuronidasa para disolver el exceso de producto.

Mitos y realidades sobre el tratamiento de los surcos nasogenianos con ácido hialurónico

– Mito: El ácido hialurónico es permanente.

Realidad: El efecto del relleno dura de 6 a 12 meses y luego se reabsorbe.

– Mito: Siempre se necesitan múltiples jeringas.

Realidad: La cantidad requerida depende de cada caso particular. A veces sólo se necesita 1 jeringa.

– Mito: El procedimiento duele mucho.

Realidad: Se utiliza anestesia para minimizar el dolor. La mayoría de pacientes toleran bien las inyecciones.

– Mito: El ácido hialurónico puede moverse a otras áreas del rostro.

Realidad: El producto se integra en el tejido donde se inyecta y permanece estable. No se mueve de lugar.

Conclusión

Pensamientos finales sobre el tratamiento de los surcos nasogenianos con ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un tratamiento seguro y efectivo para mejorar la apariencia de los surcos nasogenianos. Proporciona resultados naturales cuando se realiza adecuadamente por un profesional experto. La cantidad de producto necesaria depende de cada caso particular, considerando la profundidad de los surcos y los objetivos estéticos. Con retoques periódicos, se pueden mantener los resultados por mucho tiempo. Aunque existen algunos riesgos y efectos secundarios posibles, en general es un procedimiento bien tolerado que mejora la autoestima de muchos pacientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad